CONDUCTORES

Familia Zapata Bedoyao

Padre: Emiliano Zapata

Madre: Maria Elvia Bedoya

Hijo: Fredy Zapata Bedoya

Hijo Alejandro Zapata Osorio

Esposa: Martha Patricia Osorio

Don Emiliano Zapata: -La primera vez que me monté en una chiva, juré que jamás me bajaría de ella.  Fue que me atraparon esos colores tan festivos y a cada avanzada del carromato, las canastas y los chécheres me parecían las canciones más bonitas del mundo.  Desde esos días, cada trocha es una historia nueva para contarle a mis paisanos y cuando Fredy estuvo grandecito, me lo llevé en en ese aparato fabuloso y le compartí mis sueños y la chiva mejor se llamaba La consentida.  Aunque yo creo que los consentidos éramos nosotros.  ¡Libres por esos empedrados inolvidables!-

Subirse en una chiva con llantas puede ser un exabrupto para cualquier ciudadano ajeno a nuestra cultura colombiana; pero para un residente de cualquier lugar de este hermoso país es toda una aventura.  Las chivas son emblemáticas manifestaciones de la cultura popular colombiana por eso fueron declaradas patrimonio cultural colombiano en el año 2008 y su estructura es toda una obra de arte llena de colores y cargada de frases típicas dependiendo del pueblo o región que la ostente.  También se le conoce como bus escalera o línea y anteriormente eran de uso exclusivo para las veredas pedregosas y los sitios más apartados de la zona urbana, pero en estos tiempos, sobre todo en diciembre, los queridos artefactos salen a recorrer las ciudades y pintan adornan las calles de las grandes ciudades mientras avanzan con su cargamento de canciones y su trasteo de tambores, guacharacas y acordeones.

Don Emiliano Zapata, un paisa apasionado por las Chivas contó más o menos que sólo le bastó subirse en una de ellas en su época de juventud para saber que jamás se bajaría. Para él su “Consentida” es la vida y con ella ha recorrido más que con cualquier amigo de aventuras. Ser chivero en Colombia es  estar destinado a mecerse en las carreteras informes de nuestra tierra, a untarse de pueblo día a día y a desbordarse en halagos cuando por le preguntan por su enamorada eterna.

es_ESEspañol
en_USEnglish es_ESEspañol