COLECCIONISTAS

Familia Shimizu

Japón – Ciudad De México

Roberto Shimizu Kinoshita (Padre)

Roberto Shimizu  (Hijo)

La colección de este museo ha sido recopilada por el arquitecto ROBERTO y su familia alrededor del país y del mundo, además de recibir colaboraciones por parte de coleccionistas privados; comenzó durante la niñez del arquitecto en los años cincuenta, y se ha desarrollado hasta el día de hoy en la colonia Doctores, donde ha pasado toda su vida. Actualmente, el museo cuenta con más de 45,000 piezas de exposición, así como objetos de la vida cotidiana en México de los años 30 a los 90 del siglo pasado. El museo está dividido en seis salas de exhibición entre las que se encuentran temáticas como la Lucha libre, juguetes antiguos y tradicionales, juguetes de colección de la época industrial, como muñecas de “sololoy”, barbies, carritos, robots, entre otros.

Los coleccionistas tienen el poder de guardar parte de la historia de los pueblos para que sea retomada por las nuevas generaciones.  Son antropólogos innatos porque traen implícitas en sus manías la necesidad de reconstruir la cotidianidad desde diferentes esferas y es que por medio de los objetos nos acercamos a la arqueología de los sentidos. 

 No se trata del almacenamiento de objetos, sino de la reflexión en torno a cada una de las piezas, porque cada una de ellas tiene su propia historia, capaz de devolver en el tiempo al transeúnte desapercibido que se atreva a ingresar, como es el caso, al Museo del Juguete Antiguo de México; un recinto en el que, por iniciativa personal de un ascendente japonés llamado Roberto Shimizu, reposan los más variados juguetes, inclusive aquellos que son obra de reconocidos jugueteros mexicanos que han pasado su vida trabajando para deleitar el alma de quienes quieren ver el mundo real representado en pequeños objetos.

Entonces, entrar al Museo del Juguete Antiguo de México es adentrarse por todos los recovecos de la historia mexicana representada en los juguetes que ha ido guardando don Roberto para cada uno de nosotros.  Es un punto inevitable para el reencuentro con el tiempo, un lugar para querer quedarse. 

es_ESEspañol
en_USEnglish es_ESEspañol